covid19-estres-ansiedad-stress-depresion-cuarentena

Covid-19: Tipos de estrés y cómo reconocerlos

El estrés es un problema que afecta a las personas día tras día y que ha aumentado con la pandemia del coronavirus covid-19. Tanto es así que muchas personas acaban buscando métodos alternativos para afrontarlo, como consumir algunas vitaminas o medicamentos para el estrés. 

Entre ambas opciones siempre será mejor un complejo vitamínico que incluya vitamina B, vitamina A y vitamina C, que no crea dependencias, a diferencia de ciertos medicamentos para esta afección.

Dos tipos principales de estrés

El estrés no se presenta de una sola forma. Por un lado, está el estrés positivo (la reacción normal ante una situación de presión), y por otro lado, está el estrés que genera malestar, que trae síntomas negativos en quienes lo padecen.

Clasificación de estrés negativo

El estrés negativo, a su vez, según la American Psicological Association (APA), tiene tres clasificaciones más:

  • Estrés agudo.
  • Estrés agudo episódico.
  • Estrés crónico.

Estrés agudo

Es el tipo de estrés más habitual y se suele considerar como un estrés de corta duración, por lo que es incapaz de provocar un daño irreversible en el individuo que lo padece, es un tipo de estrés que se puede tratar.

Cuando se presenta este tipo de estrés, existen diferentes formas de identificarlo. Emocionalmente, una persona con estrés agudo puede mostrar una combinación de emociones negativas como irritabilidad, ira e incluso cierto grado de depresión.

El estrés agudo también se puede manifestar físicamente a través de dolores de cabeza, dolores musculares y óseos, trastornos de estómago (flatulencia, acidez, estreñimiento, diarrea, etc.), cambios en la presión arterial y temperatura corporal, etc.

Estrés agudo episódico

Este tipo de estrés suele afectar a personas que asumen muchas responsabilidades al mismo tiempo y tienen dificultades para afrontarlas todas. Este grupo de personas se caracteriza porque tienden a tener un mal carácter debido a la carga nerviosa que llevan.

En general, quienes padecen estrés agudo episódico suelen ser muy resistentes al cambio y ni siquiera ven problemas en su forma de actuar o comportarse. Solo aceptan ir a programas de recuperación si sienten la promesa de que esto aliviará sus condiciones de inmediato.

El estrés agudo episódico también ocurre en personas que están angustiadas por todo. Este segundo grupo a menudo piensa que el desastre es la reacción inmediata a cualquier acción y son extremadamente pesimistas.

Lo más lamentable es que muchas personas con estrés agudo episódico pueden incluso desarrollar problemas cardíacos si se hace crónico.

Estrés crónico

El estrés crónico es extremadamente destructivo, no solo debilita a la persona físicamente, sino también emocional y socialmente. Suele ocurrir cuando las personas no ven un escape o una solución palpable a sus problemas. Este tipo de estrés suele afectar a la personalidad de quienes lo padecen.

A diferencia de los anteriores, este tipo de estrés puede llevar a la muerte y lleva a las personas a concebir pensamientos de suicidio, violencia hacia los demás, o incluso es tan fuerte que podría provocar infartos.

Estar mucho tiempo en casa con actividad sedentaria o estar bajo mucha incertidumbre puede provocar situaciones de estrés, tal como se ha visto que ocurre con las personas que han sufrido con la pandemia del coronavirus covid-19. Por eso, es importante mantener la actividad física con distancia personal, una buena alimentación y evitar la saturación de noticias.

En la agencia de empleos La Porteña seleccionamos a personal altamente capacitado para trabajar cama adentro o cama afuera y brindamos siempre información de calidad para que esté actualizado. ¿Deseas postular? ¿Deseas encontrar personal? ¡Contáctanos!

Pin It on Pinterest