habitos de vida saludables en la tercera edad

Hábitos de vida saludables en el adulto mayor

Hay ciertos hábitos que proporcionan bienestar al adulto mayor y que es importante que los vayan incorporando para mejorar su calidad de vida ahora que están en la tercera edad. Por tal motivo, presentaremos una lista de actividades que sí o sí deben seguir constantemente:

Mucha actividad física

Todo adulto mayor debe realizar ejercicios para mejorar su salud. Está comprobado que la actividad física disminuye los niveles de estrés, la probabilidad de sufrir enfermedades cardiacas y mejorar el equilibrio. Entre los tipos de actividades están los estiramientos, la natación, el Tai Chi, las caminatas, el baile y el golf. En cuanto al tiempo, este deber determinado por un doctor para evitar lesiones graves.

Dieta saludable

Es importante que los adultos mayores coman cinco veces al día y que esta dieta sea rica en frutas y vegetales. También, se recomienda descartar el consumo de productos que contengan mucha sal, azúcar y grasas (papas fritas, mantequilla, etc.). Además, resulta primordial incluir pescado, pan integral, avena, trigo, huevo para que las personas mayores puedan gozar de una buena salud.

Mucho acompañamiento

El bienestar de los adultos mayores puede verse afectado cuando existe la soledad y depresión de por medio. La vejez es una etapa que deben afrontar con el afecto y amor de las personas forman parte de su entorno. Ello se reflejará tanto en su salud física como mental pues aprenderán a ver positivamente los cambios que son propios de una edad avanzada. 

Sueño reparador

Un sueño reparador mejora la memoria, protege el corazón, reduce la depresión, incrementa la creatividad y ayuda a estar más sano. En cambio, las consecuencias de dormir poco estarían ligadas a problemas psicológicos y enfermedades crónicas. Ante este tipo de problemas es importante consultar a un especialista para que este guíe al paciente a practicar un buen hábito de sueño.

Actividad social

Resulta indispensable que las personas mayores no tengan actividad social como asistir a reuniones, almuerzos y cenas. Ello fortalece los lazos afectivos que sostiene con su pareja, hijos y amistades. Además, conlleva a prevenir dolores articulares, controlar enfermedades crónicas y prevenir la depresión, ansiedad y padecimientos similares.

Como verán, estos hábitos de vida ayudan a fortalecer el organismo y lograr que la etapa de la tercera edad no sea sinónimo de padecimiento y dolor. Tómalo en cuenta para que seas la mejor cuidadora de adultos mayores de Lima.

Pin It on Pinterest