cualidades de una buena niñera

4 cualidades básicas de una buena niñera

No todas tenemos familiares que nos apoyen en el cuidado de nuestras hijas e hijos y tampoco es sencillo encontrar una buena niñera que reúna todas las condiciones y exigencias porque evidentemente queremos lo mejor para ellos.

¿Qué características debe tener una buena niñera?

Las personas que se encuentran a cuidado de nuestras hijas e hijos deben contar con ciertas cualidades básicas para poder asumir esta responsabilidad, pues ya es bastante difícil separarnos de ellos y siempre vamos a querer que tengan lo mejor.

Experiencia: La  principal cualidad de una niñera

Isabel Rodríguez, terapeuta ocupacional y directora de Construir Familia, asegura que uno de las principales exigencias de padres y madres al solicitar una niñera es la experiencia, pues les tranquiliza el saber cómo van a actuar en caso de una emergencia.

Generalmente, las nanas suelen ser mujeres de mediana edad o un poco mayores, pues padres y madres valoran mucho su propia experiencia como madres o abuelas. Además, “se ven los resultados cuando una persona capacitada los cuida”, indica John Pinzón, un papá que valora muchísimo lo que una buena niñera pudiera aportarle como padre.

Las niñeras sirven de mediadoras en las relaciones del hogar

Las niñeras cuidadoras suelen conocer las etapas de desarrollo de los niños y niñas que cuidan, además de que ofrecen el valor agregado de convertirse en observadoras del entorno familiar y aportar valor a las relaciones entre sus miembros. Según el psicoterapeuta Felipe Parra, las niñeras:

  • Son personas que integran a las familias.
  • Hacen comentarios amplios y profundos de las situaciones.
  • Mejoran las relaciones en el hogar.
  • Saben cómo superar obstáculos.

Las niñeras sirven de puente para la dinámica familiar porque son un elemento mediador entre madres, padres e hijos, además de que sirven como un elemento adulto con una perspectiva alternativa.

Aligeran la carga de las tareas del hogar

Dependiendo del trato que se tenga, una niñera puede limitarse a cuidar a los niños y niñas en casa o apoyar en las labores domésticas. De cualquier manera, esa mano que está allí apoyando aligera mucho la carga de la crianza y las tareas del hogar.

Es importante tener siempre las cosas claras al momento de contratar para no crear falsas expectativas y evitar conflictos. En caso de que eso suceda, resulta importante contar con una agencia de empleos que nos permita la reposición de una nueva niñera con credenciales adecuadas a nuestra solicitud.

Una niñera genera confianza

Dejar a nuestras hijas e hijos con una persona ajena al círculo familiar cercano es difícil, por ello con mayor razón debemos verificar los antecedentes y credenciales de la niñera que les cuidará. Es allí donde entra la importancia de una agencia de empleos que seleccione, compruebe referencias y califique al personal que ingresá a nuestro hogar.

Una buena niñera sirve de guía

La niñera no se limita a cuidar a las niñas y niños de la casa, sino que además comparte mucho tiempo de valor con ellos, por lo que también se convierte en una guía. Por ello es importante que sus valores y lo que transmite vaya alineado con lo que padre y madre desean inculcar. Todo esto se debe siempre conversar.

Como puede observar, no es tarea sencilla, pero es posible. Una buena agencia de empleos se encargará de encontrar la niñera que cubra sus necesidades y que cuente con experiencia comprobada. Contáctenos y compruebe por qué  afirmamos con total seguridad que tenemos el mejor personal a su servicio.

Pin It on Pinterest